martes, 8 de mayo de 2018

UN LUGAR TRANQUILO

Pocas veces el sonido o la falta de él ha sido tan importante en una película.

El director y también protagonista John Krasinski consigue adentrarnos en un mundo totalmente arrasado donde el silencio es la clave, tanto es así que ver esta película con un público y una sala adecuados es fundamental, en nuestro caso nos falló lo primero, y fue una pena ya que el  disfrute/tensión/agobio que produce Un Lugar Tranquilo viéndola en buenas condiciones es
incomparable.

El film juega sus bazas de una manera inmejorable: las interpretaciones son estupendas, toda
la familia esta perfecta destacando a una madre y una hija en estado de gracia (Emily Blunt está quizá en su mejor interpretación, brindándonos una escena que no vamos a olvidar),  además el hecho
de que la pareja protagonista lo sea también en la vida real, hace aun mas creíble y natural el film.

Los otros grandes protagonistas son la música y el sonido, fundamentales es todo el desarrollo
de la película, la importancia de cosas cotidianas, la introducción in crescendo de la amenaza, el ingenio para sobrevivir, y el intento de, pese a todo, llevar una vida normal de cara a los niños, se cuenta y se ve con una naturalidad sorprendentes además tenemos un buen guión, una gran puesta en escena y unos efectos visuales muy acertados y de gran nivel.

Es admirable que un casi debutante sepa marcar tan bien el tempo del terror, que maneje tan bien los mimbres del género y que haya conseguido una película que con los años se convertirá en un referente dentro de un género más que trillado.

miércoles, 18 de octubre de 2017

LA LLAMADA

Aprovechando una promoción en la que veriamos un pase de estreno del film con parte del equipo (nos la presentaron Los Javis, directores nóveles de la película) fuimos al cine sin saber muy bien como iba a ir la cosa.

Por un lado el tema del cine musical nunca ha santo de mi devoción y por otro mi hija no está muy acostumbrada a ver películas que no sean de animación (aunque se notan los genes y cada vez ve más films de otros géneros adecuadas, eso si, para ella) por lo que la expectación y la duda estaban presentes...

La llamada viene avalada por un rotundo éxito consecutivo en un formato teatral  del que disfrutan ya mas de cuatro años. Lo que ha llevado al equipo del film a dar el paso a la gran pantalla.

Después de salir de la sala solo tengo halagos, La Llamada es una alegría para los sentidos,  una maravilla de hora y media en la que te lo pasas en grande, te emocionas, te ríes (y mucho) y hasta cantas.

Tiene un cuarteto protagonista inmejorable, la elección de las actrices protagonistas no podía ser más acertada,  destacando una maravillosa Macarena García, que llena con su rostro cada plano en el que sale y con su mirada lo transmite todo y una inmensa Belen Cuesta, en un papel muy difícil a medio camino entre la fragilidad, el drama  y la comedia. Las otras dos protagonistas Anna castillo y Gracia Olayo no solo están bien, están perfectas,  consiguiendo una química entre todas pocas veces vista en pantalla.

La dirección de Los Javis es dinámica, fresca y muy notable, además de sacar toda la vis cómica y dramática de sus actrices, saben llevarnos de momentos mágicos a dramáticos o cómicos con una soltura que muestra un futuro más que prometedor.

Si hemos de poner un pero, pero pequeño, es quizá a cierta resolución que no nos encajó del todo. Pero es tan bueno el mensaje que se ofrece de enfrentarse a las decisiones en la vida sin miedo y dejarse llevar cuando sientes algo profundo que sales del cine queriendo un poco más a los tuyos y dándote cuenta que hay que ver la vida de una manera positiva y valiente.

La llamada es una verdadera bocanada de aire fresco en nuestra filmografia y la confirmación de que el hay savia nueva entre nuestros directores y actores que prometen y mucho.

PARA VER EN HALLOWEEN

Siempre que llegan estas fechas los amantes del cine suelen aprovechar para ver films relacionados con el tema.
En mi caso suelo ser bastante repetitivo ya que los clásicos siempre son perfectos para el momento, pero de vez en cuando sale alguna película que sumo a mi lista.

Aquí os dejo una selección, espero que os lo hagan pasar tan mal como se merecen estas fechas.

Partimos de los clásicos de toda la vida, películas perfectas como La noche de Halloween, La
Profecía, La matanza de Texas o Al final de la escalera.



Nuevos clásicos como The Descent o Truco o trato.



Y para terminar las más recientes y sorprendentes, desde el terror puro de La autopsia de Jane Doe,
el mundo de la brujería clásica que nos trae La Bruja, el clasicismo de James Wan y sus Insidious,
la mezcla de estilos de La cabaña en el bosque y el terror mas agobiante que nos aporta The Collector.





Una buena selección para pasar un Halloween como Dios (o Satán) mandan.

miércoles, 26 de julio de 2017

DUNKERQUE

Dunkerque es angustia, tensión, miedo, esperanza, horror, desesperación, supervivencia, pero sobre todo es silencio, nunca en una película tuvo tanta importancia el sonido o la ausencia de él.

La casi ausencia de diálogos en muchos momentos del film, acompañado por la portentosa partitura de Hans Zimmer, hacen del film de Nolan un ejercicio de visionado casi obligatorio en pantalla grande... muy grande.

El ruido de las balas, el estruendo de las bombas, el vuelo de los aviones de combate, todo, todo, esta magnificado al máximo para crear una sensación de verosimilitud que asusta, solo vi algo parecido en las playas de Normandía cuando Spielberg nos metió de lleno en el horror en Salvar al soldado Ryan.

Las interpretaciones son perfectas, desde los actores conocidos (lo de Tom Hardy es de nota) a los casi debutantes, el montaje, santo y seña del director, vuelve a darnos una lección de arte, como cuenta esas tres historias en paralelo, a distinto tiempo, tierra, mar, aire, es una verdadera obra de orfebrería, y un ejemplo de que en el cine actual también se puede sorprender sin perder ese aire a cine clásico.

Como he afirmado antes, tanto la música de Hans Zimmer, como el guión del propio director y la fotografía de Hoyte Van Hoytema, brillan con luz propia en esta, para un servidor ya, obra maestra.

Como el cineasta consigue emocionarnos, hacernos sufrir, temblar, sobrecogernos... esta en manos de muy pocos. Lo reafirmo QUE GRANDE ES EL CINE

jueves, 13 de julio de 2017

LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS

Si tengo algo claro después de ver esta Guerra del planeta de los simios es que estamos ante un perfecto colofón a una de las mejores trilogías que se han realizado en los últimos años, y que el título es un error; esta no es una película de guerra.

Podríamos decir que es un western crepuscular que aborda temas tan intensos como la venganza, el drama, la libertad y la búsqueda de un lugar mejor donde conseguir por fin vivir en paz.

 Todo ello en un mundo decadente, donde el único atisbo de humanidad y sentido común reside precisamente en los no humanos: unos simios asombrosos.

El aspecto técnico y visual ha crecido desde aquel Origen hasta esta Guerra de una manera increíble, es imposible distinguir entre lo real y lo digital y el trabajo del gran Andy Serkis es impecable, dota de una personalidad, un poso, una cantidad tan inmensa de sentimientos a su personaje, que uno no dudaría en darle cualquier premio interpretativo que se nos ocurra, César es el triunfo de algo que nos da miedo a muchos cinéfilos, la combinación perfecta de tecnología y talento y el hecho del que el uso acertado y con sentido de dicha tecnología solo puede traer parabienes al séptimo arte.

El resto del cásting está más que correcto, desde los humanos con un gran Woody Harrelson y la pequeña Amiah Miller hasta los simios, donde destacan Karin Konoval como el profundo e inteligente orangután Maurice y el nuevo incorporado chimpancé interpretado por Steve Zahn.

El film te llega muy dentro, es imposible no emocionarse, no sentir compasión, rabia, dolor e ira, todo lo que transmite es tan real que es admirable.

Otro dato muy a tener en cuenta es como el director cierra la trilogía y deja enlazada la historia con el Planeta de los simios original, encajando todos los cabos y todas las preguntas que podrían surgir de una manera muy inteligente.
Si te gustaron sus antecesoras no dudes en acabar la historia, no te decepcionará, eso si, lleva pañuelo.

martes, 4 de julio de 2017

COMANCHERÍA

Dos hermanos se dirigen al oeste de Texas para realizar una serie de robos en unas pocas sucursales bancarias. Un veterano Ranger de Texas y su compañero irán tras la pista de los atracadores.

Siempre es un placer encontrarse en la gran pantalla a un actorazo como Jeff Bridges, más aún en estos últimos años, donde el poso del talento y la serenidad de los años le dan un empaque enorme, verle en "Corazón rebelde", "Valor de ley" o esta "Comanchería" es un  regalo para los ojos, y si encima es en un western moderno, de lo más clásico y áspero, estamos de enhorabuena.

Lo único malo que tiene el film de David Mackenzie es el ridículo título que le han puesto en nuestro país, del "Hell or High Water" original (algo así como "Contra viento y marea") se han sacado de la manga este "Comanchería"....en fin..

Lo mejor de todo es que ésto es, como he dicho antes, lo único malo, el resto es magnífico, desde las interpretaciones de todo el casting, (grandes Chris Pine y Ben Foster), una gran fotografía donde brillan esos grandes desiertos y áridas ciudades fronterizas, pasando por un guión sólido, con un gran dibujo de personajes y acabando con una dirección de Mackenzie sobria, contundente y seca.
De lo mejor del año, sin duda.

DÉJAME SALIR

Un joven afroamericano visita a la familia de su novia blanca, un matrimonio adinerado. Para Chris y su novia Rose ha llegado el momento de conocer a los futuros suegros, por lo que ella le invita a pasar un fin de semana en el campo con sus padres, Missy y Dean.


Lo que comienza como una versión moderna de 'Adivina quién viene esta noche' (Stanley Kramer, 1967), acaba siendo uno de los mejores thrillers que he visto en mucho tiempo.


El actor Jordan Peele sorprende de sobremanera en su debut, con una mezcla de estilos bajo un fondo racial, estilos que transitan sin estridencias entre varios géneros magistralmente.


Estamos ante una película en la que la premisa "no saber nada de antemano", es básica.
Déjame Salir es una auténtica joya de suspense y tensión, una obra de orfebrería perfecta, donde todo esta medido y milimetrado, consiguiendo que encaje sin fisuras. Todo, desde las interpretaciones, notables Allison Williams, Catherine Keener y Bradley Whitford, y sublime Daniel Kaluuya, el guión, la puesta en escena, la música, todo, como digo, todo es perfecto.

Hasta los pequeños retazos de humor hacen más grande Déjame Salir. Si buscas una de las películas del año, sin duda ésta es tu elección.